• version imprimible
Viernes, marzo 1 de 2013

Diario Financiero: Chile observa atento reflexión de la OCDE que evalúa nuevas variables para determinar desarrollo de un país

“Chile en las grandes ligas”. Así se celebraba a inicios de 2010, el ingreso de Chile al exclusivo club de los países que componen la Organización para la Cooperación Económica (OCDE). Hoy, tres años después, el balance es “muy favorable”. Así lo describe a DF el embajador ante el organismo, Raúl Sáez, quien ha sido protagonista del proceso de acceso de Chile desde sus inicios, en 2007.

- ¿Cuál es el balance que realiza de estos tres años de Chile en la OCDE?


Un balance muy favorable. Chile ha tenido una importante participación en los órganos de gobierno de la OCDE, a través de la Misión en París, y en los comités con los delegados que vienen desde Chile, posicionándose como un actor relevante dentro de la organización. El presidente Piñera fue invitado a asistir al 50 aniversario de la creación de la organización en 2011, reuniéndose con los jefes de estado o de gobierno de los otros miembros de la organización. El ministro Felipe Larraín fue elegido como uno de los vicepresidentes de la reunión ministerial de 2012, siendo la primera vez que Chile está en esa instancia. Además de la participación activa de ministros y subsecretarios en diversas conferencia del organismo, Chile ingresó a uno de sus organismos asociados: el Foro Internacional de Transportes.

- ¿Cómo va el cumplimiento de los compromisos asumidos por Chile ante la OCDE?


Se ha avanzado en base al calendario establecido en el acuerdo de ingreso.

- ¿Y el avance de Chile en las cuatro reformas: actos de soborno de los empleados públicos -corrupción- SII y el intercambio de información de cuentas corrientes con las administraciones tributarias de países miembros de la OCDE; y los temas de gobiernos corporativos de Codelco y de los privados?

Este año, el comité respectivo iniciará la evaluación del cumplimiento de Chile de la Convención de la OCDE para combatir el Cohecho de Funcionarios Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales, por lo que no podemos adelantar aún una opinión. Respecto del intercambio de información bancaria para fines de cumplimiento de las obligaciones tributarias, en 2012 el Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información para efectos Tributarios revisó en detalle nuestro marco legal y regulatorio en esta materia y encontró que cumplíamos en gran medida con los estándares OCDE, entregando recomendaciones para mejorar dicho marco regulatorio. En lo que dice relación con el gobierno corporativo de Codelco y el de las empresas privadas, al ingresar a la OCDE ésta ya consideraba que Chile había cumplido con las reformas que recomendó.

- Con el ingreso de Chile a la OCDE se consideran evaluadas al menos dos décadas de desarrollo del país. ¿Cuál es la evaluación tras la adhesión?


Chile mantiene un alto prestigio dentro de la organización por la calidad de sus políticas públicas, lo que se ha traducido en que funcionarios de alto nivel del gobierno de Chile hayan sido elegidos para integrar los directorios de comités. Por otra parte, expertos chilenos han sido invitados a exponer sobre la experiencia en diversos temas. El subsecretario de Desarrollo Regional, por ejemplo, expuso sobre políticas urbanas; el subsecretario de Vivienda sobre la experiencia de reconstrucción post 27F y el coordinador nacional del Programa de Reconstrucción, hizo un análisis comparativo de México en un Foro sobre Riesgos. En tanto, el contralor general de la República fue invitado a exponer en el Foro Global de Gobernanza Pública. En conclusión, estamos cumpliendo con nuestro papel como miembro de la OCDE, no sólo recogiendo la experiencia de otros miembros en políticas públicas sino que aportando las nuestras. En ello el gobierno ha sido muy proactivo.

- ¿Y en materias específicas como la situación económica y desarrollo sustentable?


La OCDE considera que Chile adhiere plenamente a los valores de la organización en cuanto al Estado de Derecho, protección de los derechos humanos, tener una economía de mercado abierta al comercio internacional, mostrar un alto nivel de transparencia y promover el desarrollo sustentable. Las proyecciones de la OCDE para 2013 y 2014 indican que Chile no solo crecerá más que el promedio de la OCDE (4,6% y 5,4% vs. 1,4% y 2,3%, respectivamente) sino que será la economía de mayor crecimiento en ambos años. Por otra parte, las cifras estandarizadas de desempleo de la OCDE muestran que en sólo cuatro países miembros la tasa de desocupación era, a fines de 2012, inferior a la que había antes de la crisis de 2008. Uno de esos países es Chile.

- ¿La OCDE plantea alguna opinión o recomendación respecto de situaciones específicas como el conflicto que ha surgido por la educación o sobre el tema medioambiental?


La OCDE no opina sobre debates internos en sus países miembros ni toma partido en temas puntuales y/o políticos. Este es un organismo técnico que entrega recomendaciones de política basadas en la evidencia recogida de las experiencias de sus mismos países miembros. En base al análisis comparado llega a conclusiones y propone alternativas de reforma o buenas prácticas en políticas públicas, incluyendo en las áreas de educación y medio ambiente, entre otras. La OCDE mira el largo plazo, contribuyendo a la implementación de mejores políticas para mejorar la vida de los ciudadanos. No emite informes sobre materias específicas, a menos que el Gobierno de un país miembro lo solicite expresamente. El gobierno de Chile encargó dos estudios sobre educación a la OCDE: uno sobre aseguramiento de la calidad de la educación superior, que ya salió publicado, y otro sobre evaluación docente que saldrá este año.

- En esa línea, ¿cómo vio la OCDE el ajuste tributario encabezado por la actual administración y que, en definitiva, planteó un nuevo debate con miras al próximo gobierno?


La organización siempre destaca el sano manejo de las finanzas públicas de Chile, sobre todo, en comparación con la de algunos de sus miembros más desarrollados. En este sentido, el que el gobierno haya decidido financiar la reforma educacional con un aumento de impuestos contribuye a la buena imagen de nuestro país en la organización ya que ésta enfatiza la necesidad de financiar programas de largo plazo con financiamiento sustentable, como lo son los impuestos.

- ¿También repara en cómo ha enfrentado la crisis que viene desde la zona euro?


La OCDE tiene a Chile como ejemplo de buenas prácticas en materia de políticas macroeconómicas entre los miembros de la organización. Las sólidas finanzas públicas de Chile y la diversificación de sus mercados de exportación le han permitido, hasta ahora, sortear con éxito los desafíos planteados por la crisis de la zona euro.


Desarrollo más allá del per cápita


- ¿En el desafío de Chile país desarrollado, OCDE se ha planteado un análisis más allá del “número” que significa el ingreso per cápita?


La organización acaba de iniciar un proceso de reflexión interno respecto de si el crecimiento del PIB o alcanzar un determinado nivel de ingreso per cápita, debe ser el único objetivo de sus recomendaciones de política. Aspectos tales como la sustentabilidad ambiental, la calidad de vida, la desigualdad, la inclusión, y otros, comienzan a ser considerados. Habrá que esperar el fin de esta reflexión para saber qué otras variables considerará la OCDE como indicadores que un país ha franqueado el umbral del desarrollo económico. En todo caso, la OCDE ha señalado en repetidas publicaciones que nuestro país ha adoptado buenas políticas públicas, las que debieran llevarlo a ser un país desarrollado.

Ir arriba