• version imprimible
Martes, enero 10 de 2017

Ministro de Hacienda advierte necesidad de reducir los ruidos que afectan la confianza y la inversión para un mayor dinamismo económico

 

  • Junto con valorar señales que proyectan una recuperación en el precio del cobre y en la inversión minera, Rodrigo Valdés insistió en que sólo con más crecimiento Chile podrá allegar recursos para el esfuerzo social y pagar sus deudas. “No se puede jugar con los incentivos o cambiar reglas sólo con una buena intención detrás”, advirtió.

 

Santiago, 10 de enero de 2017.-  Un llamado redoblar esfuerzos en pos de recuperar el crecimiento formuló el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, agregando que ello también implica reducir los ruidos que afectan la confianza y la inversión. Así lo afirmó al intervenir en el seminario Turbulencias económicas, sociales y tecnológicas ¿A qué nos enfrentamos?, organizado por el Consejo Minero e Icare.

El secretario de Estado sostuvo que el crecimiento bajo, que se ha extendido varios trimestres, está siendo acompañado por “una fase de mayor debilidad” en los meses recientes, asociada a una actividad más lenta de los sectores no mineros. Añadió que el escenario económico actual “requiere atención” y que el gobierno, junto con perseverar en la conducción macroeconómica vigente, está aportando a reactivar la demanda mediante las inversiones públicas y las concesiones. 

Asimismo, planteó que es necesario reducir los ruidos que afectan la confianza y la inversión para sostener una economía más dinámica que allegue recursos para el esfuerzo social, pagar nuestras deudas y avanzar hacia nuevas etapas de desarrollo. “En un año electoral esto no es fácil y hay múltiples desafíos. Espero que todo debate se realice en el marco de la realidad de las cuentas públicas y los principios de la responsabilidad fiscal, así como el respeto de nuestras instituciones”, enfatizó. 

El ministro dijo que Chile tiene un marco institucional sólido que permite enfrentar los vaivenes y turbulencias que vienen del exterior, pero dijo que dar respuestas satisfactorias a las crecientes, múltiples y a veces contradictorias demandas ciudadanas se ha vuelto más difícil. Ante ello, sostuvo que es necesario persistir en el diálogo, en la búsqueda de acuerdos, en procesar las diferencias y en tener debates informados.  “Sabemos que todo tiene efectos colaterales, por lo que no se puede jugar con los incentivos o cambiar reglas sólo con una buena intención detrás. En algunos casos, simplemente es mejor no innovar. En otros, hay que construir acuerdos e instituciones que permitan procesos más informados y racionales”, afirmó. 

Compromiso con la minería

El titular de Hacienda sostuvo que la minería ha sido y seguirá siendo un sector clave de la economía. Admitió que aunque para el sector “no han sido tiempos fáciles”, ha podido “ir sorteando los problemas y hoy el escenario se ve un poco más auspicioso”. Esto, principalmente, porque el precio del cobre ha aumentado, fluctuando en torno a US$2,5 la libra en las últimas semanas. Además,  el costo de la energía, insumo clave para el sector, “ha descendido y esperamos continúe cayendo” y existen avances en la contención de otros costos. 

“Una mención especial merece la negociación reciente en Chuquicamata, en que todas las partes entendieron responsablemente las restricciones y terminamos con una disminución de la plantilla total. Es un avance en realismo que valoramos. Espero que esta lógica se mantenga en el sector público y privado y que las negociones se lleven bien y lleguen a puerto”, comentó. 

Valdés recordó que la inversión minera en 2016 llegó a cerca de US$ 1.500 millones, “menos de un cuarto de lo que tuvimos en 2013 y bastante menos que hace 10 años”.  Sin embargo, dijo  “hay señales tentativas de que podría estar comenzando a crecer”, ya que el número de proyectos mineros que obtuvieron aprobación en el sistema de calificación ambiental el 2016 casi triplica el de 2015. 

En cuanto al apoyo del gobierno, destacó el mayor esfuerzo en innovación y productividad, capitalización de Codelco, la aprobación de un fondo de estabilización para los precios que enfrenta la pequeña minería y el acuerdo Corfo- Rockwood para aumentar la producción de litio, “cautelando una mejor distribución de sus frutos, hacia la innovación, las comunidades y el fisco. Aprovecho de agradecer el liderazgo de Eduardo Bitrán en este tema”. Citó también los esfuerzos para que los proyectos de ley en trámite velen por un adecuado equilibrio entre sus objetivos específicos y sus posibles impactos negativos en la minería. 

 

Ir arriba