• version imprimible
Miércoles, junio 7 de 2017

Valdés confirma mejores perspectivas económicas globales entregadas hoy por la OCDE que para Chile implican “aceleración de la actividad bastante importante”

  • La autoridad, que representa a Chile en la cumbre del organismo en París, suscribió junto a representantes de 67 naciones un nuevo convenio global para fortalecer los acuerdos tributarios bilaterales existentes y evitar arbitrajes regulatorios.
  • Respecto de una eventual ley interpretativa para abordar la situación de Codelco, sostuvo que no le corresponde a la empresa “ni tomar esa decisión ni proponerla en el Congreso”.

París, 7 de junio de 2017.- El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, afirmó que en términos económicos “el mundo está mejor, porque está creciendo más”; sin embargo, esto no es suficiente porque el crecimiento se produce a una tasa bastante más baja que las históricas. Este fue el resumen que la autoridad formuló sobre su participación en la reunión del Consejo de Ministros de la OCDE, que se realiza en París, Francia. 

Durante la jornada, Valdés participó en el lanzamiento global del informe del organismo sobre perspectivas económicas e intervino en el debate sobre los desafíos de la globalización para el crecimiento inclusivo. Al respecto, comentó que existe preocupación respecto de los movimientos anti globalización que emergen en los países desarrollados y la necesidad de “preocuparse sólo del crecimiento, sino que también de la inclusión y la integración”. 

En cuanto a las perspectivas económicas, sostuvo que la OCDE está empezando a realizar un seguimiento a los países exportadores de materias primas, que en la coyuntura actual tienen “un comportamiento particularmente pobre en crecimiento y en especial en los últimos años, que esperan que vaya desapareciendo, debido también al crecimiento global”. Añadió que las proyecciones de la OCDE “implican una aceleración de la actividad en Chile, como la que esperamos todos, bastante importante. Para crecer 1,6% este año, claramente tienen que venir meses mucho mejores. Está en línea con otras proyecciones que tienen varias instituciones sobre Chile”.

En materia de inversión, Valdés comentó que espera que el ciclo de inversión minera “ya esté llegando a su fin, empiece a recobrarse y acompañe al resto de los sectores que sí han estado aumentando la inversión”. Sostuvo que desde el 2014 la inversión en Chile ha caído, baja que suma 6,3% en los últimos tres años, pero precisó que Australia en ese mismo periodo cayó 7,3% y Perú 12%. “Por lo tanto, en el contexto de países mineros que tuvieron un boom muy grande de minería, se entiende perfectamente bien el ciclo en Chile”, detalló. Agregó que los datos del Banco Central revelan que la inversión no minera ha crecido 4,1% en los últimos 3 años y que la minera cayó 15%. “El año 2012-2013 pasó que la inversión no minera cayó casi 1% y la minera creció 28%, entonces hemos tenido claramente aquí un ciclo fuertísimo de la inversión minera que ha percolado sobre la economía”, añadió.

Sobre los datos del Banco Central, que muestran que las exportaciones en mayo fueron las más altas este año, el titular de Hacienda comentó que dentro de la volatilidad habitual que tienen esas cifras “es bueno decir que ya llevamos varios meses en que las exportaciones han estado mejor, en parte las mineras por un mejor precio del cobre, pero también las industriales y las agrícolas. Esto refleja que el mundo se está moviendo en términos comerciales un poco más rápido y esas son buenas noticias, que esperamos que se mantengan durante el año”.

Ante una consulta, sostuvo que el gobierno no hace un ajuste fino mes a mes del gasto, por lo que “suponer que en marzo nosotros queríamos tener un crecimiento de un tipo y en abril de otro, es hilar demasiado fino”. Reafirmó el compromiso de “cumplir de la mejor manera posible la regla fiscal” y eso implica que el crecimiento del gasto “esté alineado con lo que es el presupuesto, que no opere más allá ni se quede corto”. Admitió que en el primer trimestre el gasto tuvo un crecimiento un poco más alto que responde a temas contables, como adelantamiento de algunos gastos y también a tasas de intereses.

En cuanto a la controversia que se ha generado entre Codelco y la Contraloría, el jefe de las finanzas públicas afirmó que el Ejecutivo va a apoyar a la cuprífera estatal en las iniciativas que vaya tomando para hacer frente a este nuevo cuadro, pero precisó que “no le corresponde a Codelco ni tomar esa decisión ni proponerla en el Congreso” ya que la empresa “no tiene iniciativa para enviar un proyecto de ley. Lo que corresponde en este caso es que Codelco le plantee al Ejecutivo ideas y eso no ha sido planteado todavía”. Sobre si se requiere una ley interpretativa como ha planteado la empresa, dijo que ello “va a depender mucho del avance de muchas otras cosas”. Recordó que desde el Ejecutivo está trabajando con la Contraloría para ver una posible aclaración sobre los límites y el marco en que esa entidad da su opinión. “Por ejemplo, es claro que el Contralor ha hablado de que se puede hacer negociación colectiva, pero también es una falla, dice, que el directorio no dispone el patrimonio público. Entones, esas dos ideas no son suficientemente alineadas una con la otra y lo que necesitamos es mayor claridad”, concluyó.

Convenio global en materia tributaria

En el marco de la cumbre OCDE, el ministro Valdés suscribió a nombre de Chile la convención multilateral para implementar medidas relacionadas con tratados tributarios, cuyo objetivo es fortalecer los acuerdos tributarios bilaterales existentes entre los países firmantes, mediante la incorporación a dichos convenios de una serie de normas que garantizarán su uso apropiado y evitarán el arbitraje normativo. Todo ello sin tener que renegociar bilateralmente cada acuerdo, lo que implicará un ahorro considerable de tiempo y recursos para todos los 67 países signatarios.

Este convenio se enmarca en la implementación de la iniciativa internacional impulsada por el G20 y la OCDE para combatir la evasión y elusión tributaria (BEPS, por sus siglas en inglés), que ha implicado una revisión profunda de las reglas y principios de la tributación internacional para impedir que la ausencia de coordinación normativa y de herramientas anti elusión facilite la asignación de rentas a países diferentes de aquellos en donde realmente se realizan las actividades económicas que las generan. En la negociación de este convenio, Chile fue representado por el Ministerio de Hacienda y el Servicio de Impuestos Internos. 

Al respecto, el ministro destacó que este convenio permite “la implementación de BEPS en los acuerdos de doble tributación, para que todo sea automático entre países en términos de la implementación. Ese es un paso muy importante para los países de la OCDE que han estado hace ya bastante tiempo tratando de evitar que los arbitrajes entre países vayan disminuyendo la base tributaria de cada país”, destacó Valdés.

Ir arriba